Estuvimos en el programa Salud en Casa: ¡no te pierdas el video!

Salud en Casa es un programa dedicado a la salud humana, todos los miércoles a las 11:00am. Fuimos invitados ésta semana y estuvimos compartiendo la propuesta de Ciudades Compasivas. Una gran experiencia que les compartimos a continuación.

visita de Silvia Librada Directora del Programa todos contigo en la fundación Newhealth

Hoy queremos compartirles fotos de la importante visita que recibimos por parte de Silvia Librada, Directora del Programa Todos Contigo en la Fundación Newhealth. En una reunión en la que asistieron centros colaboradores e invitados especiales compartimos ideas, compromisos y objetivos camino al crecimiento que esperamos del proyecto en Colombia.     Durante ésta semana también tuvimos un encuentro muy especial con todo nuestro equipo de voluntarias, en un ambiente lleno de energía positiva, discutimos los temas y retos más importantes de Cali Contigo Ciudad Compasiva.      

Primera Reunión del Equipo Colombia Contigo Ciudades Compasivas

Tras un exitoso lanzamiento y declaración en Medellín, les compartimos las fotos de la primera reunión del equipo Colombia Contigo Ciudades Compasivos.    

LA DECLARACIÓN DE MEDELLÍN "POR UNA RED DE CIUDADES COMPASIVAS EN COLOMBIA​"

Ayudar a quien sufre debe ser un valor social esencial en Colombia; la compasión será fuente de dignidad cuando cuidemos y seamos cuidados con amabilidad y respeto desde la vivencia común de nuestra humanidad compartida.​ Celebrando su primer encuentro la iniciativa “Colombia Contigo, Ciudades Compasivas” el 17 de Marzo de 2017 en la ciudad de Medellín, se hace público este manifiesto en el que se convoca a la sociedad colombiana en su conjunto y a cada ciudadano en particular, a unirse a la vocación y la responsabilidad de cuidar de las personas que a su alrededor, atraviesan un periodo de enfermedad avanzada afrontando la última fase de su vida. Afrontar la muerte es un hecho natural y debe ser asumido socialmente como un periodo trascendente. Es responsabilidad de cualquier ser humano acompañar con dignidad, compasión y respeto a las personas de su entorno que viven su última etapa, así como, ayudar y acompañar a sus familiares y cuidadores más cercanos. Debemos volver a los principios, haciendo realidad una sociedad preocupada y ocupada de sus seres queridos cuando viven circunstancias difíciles que requieren ayuda. La compasión es una característica innata del ser humano que requiere ser valorada y cultivada porque es básica para nuestra existencia; es reconocer el sufrimiento y movilizarnos para aliviarlo en la medida de lo posible; es desear el bienestar de quienes nos rodean y colaborar en él, entendiendo nuestras propias limitaciones. Vivir la compasión, es actuar con humanidad, sensibilidad, empatía, solidaridad y motivación, entendiendo la relevancia de cada gesto en la ayuda como parte de nuestra humanidad compartida. Toda persona que se encuentra en el periodo final de la vida tiene el derecho a morir en paz y con dignidad. Merece no morir sola, sino acompañada por sus seres queridos. Merece ser cuidada por personas sensibles y competentes que intenten comprender sus necesidades y recibir un trato humano, compasivo, amable y sensible. Tiene el derecho a que los profesionales del ámbito social y de la salud que le atiendan, lo hagan con una visión integral, ofreciendo los mejores cuidados con amabilidad y respeto, entendiendo la trascendencia de cada acto de ayuda, en el alivio de su sufrimiento y el de su familia. Toda persona merece vivir la enfermedad avanzada y el final de su vida afrontando su despedida según su propia espiritualidad y con la cadencia y consideración que permita dar relevancia a lo importante que habrá sido su existencia. Reclamamos solemnemente poder vivir en una sociedad compasiva, que despierte los valores de cuidar y acompañar a las personas cuando su enfermedad avanza y cuando su vida está llegando al fín. Fomentamos y vivimos con ilusión un nuevo modelo de atención paliativa mediante la implicación de la comunidad en el desarrollo de una red de Comunidades Compasivas en nuestro país. Las instituciones públicas y organizaciones privadas, las universidades y organizaciones académicas, las sociedades científicas y colectivos profesionales, deben unirse paulatinamente al presente llamado. Como defiende la Public Health and Palliative Care International Association y el “Charter for Compassion in Palliative Care”: “El mejor cuidado al final de la vida es una responsabilidad de todos y cada uno de nosotros como ciudadanos; como tales tenemos el hermoso llamado de unirnos a este movimiento colectivo”. Quienes firman esta declaración, están comprometidos con la misión de ayudar a construir una sociedad mejor, promoviendo una atención compasiva, humana y de calidad en el cuidado de aquellos que se encuentran en procesos de enfermedad avanzada y en las últimas etapas de la vida: Recordaremos a la población su derecho y la importancia de recibir una adecuada atención paliativa al final de la vida.Promoveremos la compasión en la ciudadanía y en los profesionales de la salud, como valor esencial de la sociedad y parte fundamental del enfoque humano que requieren los sistemas de salud.Fomentaremos la participación de los ciudadanos en los cuidados y acompañamiento de sus seres queridos y personas cercanas cuando estén al final de la vida, facilitando y promoviendo el acceso a los recursos formativos necesarios.Impulsaremos el desarrollo de redes comunitarias y de voluntariado sensibilizados y capacitados para aportar en el acompañamiento de las personas al final de la vida, cuando el núcleo familiar y cercano así lo requieran.Defenderemos a la comunidad como parte esencial de los Cuidados Paliativos.Contribuiremos a construir un ecosistema de cuidados, fomentando la coordinación de la comunidad con los profesionales de la salud y sociales para aportar juntos alivio, cuidados y acompañamiento, en las necesidades de las personas durante el proceso de la enfermedad avanzada.  El desarrollo de comunidades y ciudades compasivas será un importante vehículo para afrontar la enfermedad avanzada y el final de la vida con dignidad y trascendencia en nuestro país; esta iniciativa empieza en cada uno de nosotros y nos conecta con nuestros seres queridos, nuestra comunidad y nuestra sociedad, desde la vivencia firme de nuestra propia responsabilidad hacia el resto de seres humanos (Puedes firmar “la Declaración Medellín por una Red de Ciudades Compasivas en Colombia” al final de la vida, en éste enlace )  

Lanzamiento Colombia COntigo Ciudades Compasivas

Queremos compartirles unas imágenes del exitoso evento de lanzamiento de Colombia Contigo Ciudades Compasivas llevado a cabo en la ciudad de Medellín, el 17 de Marzo en la Universidad Pontificia Bolivariana.      Feliz semana para todos, Equipo de Cali Contigo Ciudad Compasiva   

ACOMPAÑAR: UN GRAN ACTO COMPASIVO

ACOMPAÑAR: Estar o ir con una persona. Hacerle compañía a otro. Compartir un afecto o un estado de ánimo. Entregar un poco de nuestro tiempo a alguien. Acompañar es diferente de cuidar, de compartir, de conversar, de debatir. Cuidar significa hacerse cargo. Acompañar es más que tener ganas, es más que tener tiempo.  Acompañar es soltar completamente nuestro ego y nuestras razones. Acompañar es mantener en cada momento un mismo paso, es vivir en un mismo tiempo. Acompañar es comprender los sentimientos y necesidades del otro sin juzgar, sin tratar de convencer, sin imponer, sin criticar. Acompañar es ser compañía callando, respetando silencios, interpretando emociones, gestos, acciones y situaciones. Acompañar es mirar a los ojos, respetar pausa, comprender que tal vez hay muy poco por decir pero si mucho por entregar. Para ser un verdadero acompañante solo necesitamos aprender a sentir por un momento lo que  siente el otro. Para acompañar solo necesitamos una verdadera y sincera intensión de estar allí. No impidas que tus niños por más pequeños que sean te acompañen cuando lo requieras. No impidas que tu familia, que tus amigos, que tus vecinos estén allí en ese momento cuando pretendemos ser héroes, pero cuando desde nuestro interior gritamos NO TE VAYAS, HOY MAS QUE NUNCA NECESITO DE TI. Aprendamos a dar cada día un poco más de nosotros. Beatriz Elena.

capacitación y sensibilización a estudiantes

Realizamos la capacitación y sensibilización a los estudiantes del Instituto República de Israel sobre el Valor de la Compasión para que ellos puedan realizar su Labor Social Obligatoria siendo multiplicadores del valor y/o acompañando a quienes lo necesiten. 

Taller de sensibilización  valor de la compasión 

Realizamos el taller de sensibilización sobre el  valor de la compasión  en la Comunidad Pilas del Cabuyal, donde se trabajaron los temas de comunicación y derechos y deberes en la salud. Esta sensibilización tuvo la participación de 13 personas. 

La compasión. pensar en el otro

 Todos los días de la vida nos enfrentamos por diferentes circunstancias a situaciones como: El vecino que se encuentra postrado en una cama y no dispone de recursos ni personas de la familia que puedan cuidarlo.La vecina que tiene una cita médica, un examen médico o un tratamiento y no puede asistir porque no tiene quien se quede con su niño.Personas de la tercera edad que viajan de pie en diferentes medios de transporte público.Personas con algún tipo de discapacidad que tienen que atravesar una calle.Señoras embarazadas que viajan de pie en los buses.Señoras embarazadas haciendo largas filas para realizar algún pago.Personas en sillas de ruedas que necesitan entrar a algún espacio público.Niños o peatones que necesitan atravesar una calle.Ciclistas en sus bicicletas transitando por los andenes para llegar más rápidoMotociclistas en contravía.Personas en los buses, a pie o en carro particular tirando a la calle el vaso, la botella, el paquete o el papel que ya no necesitan.Personas tirando a los ríos y a los mares toda clase de basura.Personas que se suben a los asesores sin saludar.Personas que dejan sus carros en cualquier lugar.Personas que llegan a las clínicas u hospitales insultado y maltratando a todo el cuerpo médico que está tratando de hacer lo mejor con el paciente que llevan.Personas que lavan carros, andenes, garajes y fachadas de edificios con agua apta para consumir.Personas que llegan a los colegios de los hijos reclamando a gritos y con insultos alguna llamada de atención que le hizo un profesor a su hijo.Personas que sacan a pasear a las mascotas y no limpian.Personas que sacan la basura a la calle desde la noche anterior.Personas que cuadran sus carros en zonas prohibidas.Personas que acaban con los buses que les sirven de medio de transporte.Personas que sienten el poder en un carro y andan por las vías pitando, atravesándose e irrespetando.Personas que de forma consciente producen incendios.Personas que al ocupar algún cargo público o privado tiene como la prioridad mayor sacar la mayor ventaja posible. Este es el comportamiento “normal” de nosotros los seres humanos y no es mi tarea entrar a calificarlo como “bueno” o como “malo” eso quiero que lo haga cada uno de los que lean este artículo ya que el mensaje de este blog hoy es PENSAR EN EL OTRO. Que maravillosa sería nuestra vida si cada vez que fuéramos a actuar nos detuviéramos a pensar por un segundo en el efecto que produce en los demás nuestras actuaciones, nuestras palabras, nuestras expresiones, nuestras manifestaciones. Nosotros somos unos magos en juzgar, en ver la paja en el ojo ajeno, en criticar, en echarle la culpa a los otros; pero que hacemos nosotros para ayudar o trabajar para tener un día a día más armónico? Si nosotros nos diéramos la oportunidad de intentar pensar y sentir como lo hace el otro empezaríamos a despertar en nosotros la compasión, la empatía, la misericordia y nuestras actuaciones egoístas desaparecerían logrando en cada momento de nuestra vida actuar con base al respeto, la solidaridad y la disposición al servicio. El tratar de pensar y sentir como el otro nos hace desarrollar una de las virtudes más importantes y hermosas del ser humano, no enseña a ver lo más grande y maravilloso que tenemos cada uno de nosotros, nos ayuda a re-descubrir la grandeza de las personas, sus necesidades y padecimientos, con una actitud permanente de servir, ayudar, acompañar y comprender. Al despertar el valor de la compasión reafirmamos y perfeccionamos otros valores como la Generosidad y la Capacidad de Servir ya que ponemos a disposición de los demás un poco de nuestro tiempo y nuestros pequeños recursos; Sencillez porque actuamos siempre para hacer la vida más amable a todos sin distinción; Solidaridad por tomar en nuestras manos los problemas ajenos haciéndolos propios y la Compasión porque nos ponemos en el lugar del otro, entendemos su necesidad e intervenimos de manera desinteresada. Al practicar la compasión recordamos que todos nos hemos equivocado alguna vez, y que tuvimos o hubiésemos querido y necesitado que alguien fuera compasivo con nosotros, haciéndonos ver el error, acompañándonos, pero nunca juzgándonos. La compasión y la lástima no son lo mismo. Nos acostumbramos a ver “la desgracias,” “el sufrimiento” o “los problemas” de los demás como algo que nunca nos va a alcanzar, como algo sin remedio y sentimos terror al pensar “¡qué sería de nosotros en esa situación!”, pero lastimosamente no hacemos nada por cambiarla, por solventarla, por hacerla menos pesada. Entonces es en ese momento cuando debemos sentir compasión por nosotros mismos. De que nos sirve profesar que somos practicantes de alguna religión, y que conocemos y practicamos técnicas espirituales si somos totalmente ajenos e indiferentes al dolor, a las necesidades y al sufrimiento de los demás? Tengamos en cuenta que TODOS SOMOS UNO. Con Infinito Amor Beatriz Elena

PRESENTACIÓN CALi CONTIGO CIUDAD COMPASIVA

La comunidad compasiva es un movimiento mundial que nace en Irlanda en el año 2007 con el sociólogo salubrista australiano Allan Kellehear, como una necesidad de analizar y eliminar las barreras que imposibilitan a la gente cumplir sus deseos en el momento de la muerte y a las comunidades enfrentarse solidariamente a las enfermedades terminales, la muerte y las pérdidas. Con base en este modelo, NEW HEALTH FUNDATIÓN, institución española, sin ánimo de lucro, cuya misión es ayudar a construir una sociedad comprometida con la atención y el cuidado paliativo, incluye como uno de sus pilares esta idea, incluyendo el compromiso y participación de la comunidad para hacer efectivo el acompañamiento de estos pacientes. Este pilar, que es “TODOS CONTIGO”,   promueve la creación de comunidades y ciudades compasivas,  que ayuden con sus cuidados y acompañamiento a mejorar la calidad de vida de aquellos que pasan por fase de enfermedad avanzada y al final de la vida. Cali contigo ciudad compasiva pretende involucrar a todos los ciudadanos en los cuidados de la comunidad, poniéndose en el lugar del otro, aceptándolo y acompañándolo, no solo en la etapa terminal o en proceso de enfermedad  sino en cualquier momento o situación que lo necesite. Cali contigo ciudad compasiva es un proyecto de ciudad, en que queremos vincular entidades, organismos, empresas, entes gubernamentales, que contribuyan a desarrollar y llevarlo a cabo. Es un reto posible porque es un proyecto de vida de todos para todos. Cali Contigo Ciudad Compasiva quiere transformar a Cali en una Ciudad en la que todos los ciudadanos tengamos los recursos y la motivación para saber cómo cuidar y cuidarnos. Es como volver a entender como sociedad, que cuidar no es una carga, cuidar es un privilegio, es despertar la sensibilidad hacia mí mismo y hacia los demás. Es despertar el valor de la compasión,  o sea acompañar con amor, decirle y mostrarle a quien lo necesita que estas allí. Es movilizarte para ayudar a aquel que sufre y que necesita de tu ayuda. Vamos hacer de Cali Contigo Ciudad Compasiva una sociedad diferente implicada, comprometida con un modelo social sostenible, recuperando el valor de cuidar, despertando desde nuestro Ser y nuestra Consciencia el amor y respeto por el otro. Todos los que estamos aquí, hemos vivido momentos difíciles con la salud de alguien cercano y sabemos que cuando “no se puede hacer nada” se puede y se debe hacer todo.                                  “Sabemos lo valioso que es el apoyo de un amigo, de un hermano, de una hija, por eso TU que me tienes cerca, quiero que sepas que cuando las cosas se pongan difíciles vamos a estar TODOS CONTIGO”. CALI CONTIGO CIUDAD COMPASIVA Muchas gracias. 

...
...

CALI CONTIGO CIUDAD COMPASIVA